Sebastián Crudo | Diseñando mi vida
Sebastián Crudo, Pastor parte del ministerio Cristo la Solución,
Pastor, Sebastián Crudo, Cristo la Solución, Jóvenes, Ministerio, Buenos Aires, Argentina, Flores, Música, Mensajes, Adoración, Palabra, Vida, Jesús, Dios, Enseñanza, Doctrina, fe, esperanza, amor, cristianismo, iglesia, congregación.
769
post-template-default,single,single-post,postid-769,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Diseñando mi vida

Génesis 50:20 (DHH)
Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien para hacer lo que hoy vemos: para salvar la vida de mucha gente.

Principio para tomar: A pesar de los momentos complicados, lo importante no será lo que venga en tu contra, sino cómo reacciones. Nuestras reacciones forman nuestra vida.

¿Cuál es tu forma de reaccionar? ¿Hay algún modelo o sistema sobre el cual estás construyendo tu vida? Un sistema puede servir para predecir la consistencia de un trabajo, o para averiguar si algo va a funcionar.  Pero lo seguro es que un sistema siempre promueve la persistencia.

No podemos vivir esta vida diciendo: ¿qué hago ahora? Porque detrás de todo lo que hacemos tiene que haber un sistema, un plan. Hay que buscar una forma, porque eso es lo que nos va a dar éxito en todo lo que hagamos.

Cómo diseñar tu vida

Debemos tomar tiempo para sentarnos con un cuaderno y diseñar nuestra propia vida. La planificación que hagamos tiene que estar basada en quienes somos y no en lo que hacemos.

Porque lo que hacemos no define lo que somos. Somos lo que Dios dice que somos y tenemos que diseñar nuestra vida en base a eso.

Es momento de hacerte la pregunta: – ¿Cuál es el plan para mi vida? ¿Cuál es el plan para nuestra familia? Si no planificamos no obtendremos nada. Particularmente la familia es un sistema del cielo que mientras estemos en la tierra tiene que ser una creación de recuerdos.  Los años pasan, y tenemos que pensar que cada momento compartido es para guardar y atesorar. ¿Se puede crear un sistema para la familia? Sí.

Esto se traslada a todas las áreas. Si vamos a empezar una carrera o un oficio también tendríamos que hacer lo mismo. Tenemos que usar nuestro tiempo para diseñar nuestra vida y la de nuestra familia. Mientras vamos pensando y diseñando, Dios nos estará hablando. La vida empezó a correr desde que salimos del vientre de nuestra madre, no hay tiempo para perder, ahora es el momento. Nadie va a diseñar nuestra vida por nosotros; por eso hay que tomarse el tiempo para hacer un oir la voz de Dios y anotar.

Te animo a:

  1. Tener un momento con Dios todos los días. Tomar unos minutos y escuchar. Tener un lugar donde tomar notas y determinarnos a oír.
  2. Leer un libro. Tener algo para leer es una práctica que nos ayuda a abrir los pensamientos y a poder diseñar algo mayor que supere nuestros pensamientos.
  3. Formar nuevas relaciones. Las relaciones son una inversión. El consejo de Dios es que podamos invertir en relaciones constructivas. Todas las personas son importantes, pero no todas son igualmente de importantes para el proyecto que debemos llevar adelante.

Nuestro crecimiento debe ser sistemático. Nuestra búsqueda debe estar enfocada en que Dios nos dé o nos revele una idea, una forma, un sistema, para poder establecer el diseño de nuestras vidas.

Sin comentarios

Postear un comentario