Sebastián Crudo | Contra corriente
Sebastián Crudo, Pastor parte del ministerio Cristo la Solución,
Pastor, Sebastián Crudo, Cristo la Solución, Jóvenes, Ministerio, Buenos Aires, Argentina, Flores, Música, Mensajes, Adoración, Palabra, Vida, Jesús, Dios, Enseñanza, Doctrina, fe, esperanza, amor, cristianismo, iglesia, congregación.
750
post-template-default,single,single-post,postid-750,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Contra corriente

¿Alguna vez sentiste que tu vida como cristiano era remar contra la corriente? Tus amigos salen el fin de semana mientras que vas a la iglesia. Personas que conoces parece que avanzan, pero lo que tienen no lo consiguieron de una forma legal. Inviertes en formar una familia, mientras otros van de una relación a otra sin importar lo que queda en el camino.

La Biblia dice:
Salmos 37:23 (RVR1995) Por Jehová son ordenados los pasos del hombre
y él aprueba su camino.

Siempre que Dios ordene nuestros pasos, nos veremos yendo en contra de lo que este mundo hace. ¿Significa eso que estamos retrocediendo en la vida? Todo lo contrario, estamos progresando.

La palabra pasos “ordenados” significa “establecidos, dirigidos”. Dios tiene una forma, y es distinta a la de los hombres. Cada paso que Dios te hace dar, aunque parezca al revés de los que dan tus amigos, significa progreso a futuro. Porque progresar es moverse hacia adelante, y tus decisiones son pensando en el futuro, y no solo en el momento.

Jesús dijo “si continúan en mis palabras y permanecen, podrán ser verdaderamente libres”. Otros pueden pensar que estas atado a tu esposa, a tu familia, a tu iglesia, a tu trabajo. Pero en realidad por permanecer en lo que Dios te dio y te dijo, puedes ser verdaderamente libre. Estás progresando. Si, contra la corriente, pero estás avanzando. ¡No abandones!

El mundo llama “progresismo” a la línea de pensamiento que promueve el aborto, la sexualidad vivida sin límites, el divorcio, la supuesta libertad en el uso de drogas y más. Llaman a eso progresar, pero en realidad es destrucción. No es más que un ataque en contra de la verdadera libertad, en contra de lo más importante en la sociedad: la familia.

El desafío es seguir contra la corriente. El desafío es progresar. Vale la pena el esfuerzo.

2 Comentarios
  • Andrea
    Publicado en 14:22h, 11 enero Responder

    Bendecido Pastor Sebastián ; gracias por compartir .Muy. justa Palabra para este tiempo para guiar a nuestros jóvenes .

Postear un comentario