Sebastián Crudo | Si me caigo, me levanto
Sebastián Crudo, Pastor parte del ministerio Cristo la Solución,
Pastor, Sebastián Crudo, Cristo la Solución, Jóvenes, Ministerio, Buenos Aires, Argentina, Flores, Música, Mensajes, Adoración, Palabra, Vida, Jesús, Dios, Enseñanza, Doctrina, fe, esperanza, amor, cristianismo, iglesia, congregación.
702
post-template-default,single,single-post,postid-702,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Si me caigo, me levanto

Miqueas 7:8
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Jehová trae luz y libertad
8 Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz.

 

Jesús dijo que si pedimos al Padre en su Nombre, tendremos lo que pedimos. Algunas cosas podrán venir en un abrir y cerrar de ojos. Pero otras (la mayoría), requieren que esperemos. ¿Estás dispuesto a esperar? Si lo estás, ocurrirá. Es con fe y paciencia que se reciben las promesas (Hebreos 6:12).

Muchas personas no reciben, porque al caer, se quedan allí. Tienes que tener claro que el Dios de tu salvación, está haciendo algo a tu favor. Él no se ha olvidado.

 

Quizás estás pasando una situación dificil. Un tropezón, o una caída. Lo peor que puedes hacer si te caes, es quedarte en el piso.

Cuando uno nace, no nace adulto. Nace bebé. Y los bebés aprenden a caminar, cayendo muchas veces. No por eso se quedan en el suelo, aún siendo niños y sin entender mucho, se levantan.

No podemos pretender que las personas no caigan. Pero sí que se levanten.

 

No te sientas mal por haberte caído. ¿Quién está peor? ¿El que se equivoca, o el que se cae y se queda en el piso? Guarda esto en tu espíritu: si te caes, nada está terminado. Miqueas dice “porque aunque caí, me levantaré”.

El justo “por la fe vivirá”. Cuando te caigas, levántate. NO abandones.

Puede parecer que todo esté mal. Pero cuando te caigas, levántate.

Nunca caerás tan bajo como para que Dios no te pueda levantar. ¡Arriba!.

 

Sin comentarios

Postear un comentario