Sebastián Crudo | Cómo vencer la preocupación
Sebastián Crudo, Pastor parte del ministerio Cristo la Solución,
Pastor, Sebastián Crudo, Cristo la Solución, Jóvenes, Ministerio, Buenos Aires, Argentina, Flores, Música, Mensajes, Adoración, Palabra, Vida, Jesús, Dios, Enseñanza, Doctrina, fe, esperanza, amor, cristianismo, iglesia, congregación.
247
post-template-default,single,single-post,postid-247,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-14.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Cómo vencer la preocupación

lavadora

Así como un “lavarropas” trabaja con la fuerza centrífuga sobre la ropa al asearla, la preocupación altera nuestra mente con pensamientos negativos. Si el movimiento de las prendas dentro del tambor del lavarropas realiza un cambio de “estado” en la misma, entonces la preocupación cambia nuestra posición para alterar nuestra paz.

La preocupación es un estado mental de turbación emocional.

Aclaremos algo: las emociones de por sí no son malas. Al contrario, están con un objetivo en nuestra vida. Pero también es cierto que existen las positivas y también las negativas. Y éstas últimas te mueven a una posición fuera de la voluntad de Dios. Jesús, el ejemplo a seguir por todo cristiano dijo:

Juan 14:27
27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

La responsabilidad HOY está en nosotros. No debemos dejar que nuestro corazón se turbe. De hecho, cada vez que nos preocupamos, es por nuestra decisión. No hay dudas que los problemas vienen con el objetivo de que tengamos miedo, pero Cristo fue claro al respecto: “… ni tengan miedo”.

Cuando estamos “en Cristo”, al creer en él, nuestra posición pasa a ser la de estar junto con él. No descubrimos nada con ello, pero encierra la verdad más fundamental de un cristiano: saber quién es, lo que puede, y lo que tiene ahora. Y el enemigo siempre querrá sacarnos de esa posición. Tristemente, logra sus objetivos cuando nos preocupamos.

El miedo y la preocupación van de la mano. Por esto te animo a que hoy te preguntes: ¿Por qué me preocupo? ¿A qué le tengo miedo? ¿A dónde me lleva esto?. Si la fe viene por oír la Palabra de Dios, como dice la Biblia, el miedo viene por oír o pensar en lo malo que podría pasar.

Pensemos en esto: las áreas de duda en nuestra vida, siempre traerán temor.

No dejes que el miedo te domine. No vivas preocupado. Muchos le dan tanto lugar a todo esto, que llegan al nivel más alto de preocupación: el pánico.

En Cristo tenemos paz. Y no es como la que se suele encontrar en los recursos de este mundo. Es verdadera paz. Paz que nos habilita a vencer. Todo en tu vida va a estar bien. No te preocupes.

9 Comentarios
  • Martin Horacio
    Publicado en 15:37h, 17 octubre Responder

    Muchas Gracias.

  • lorena
    Publicado en 22:48h, 17 octubre Responder

    Hoy salí del psicologo, me ayudo un monton este mensje ya que estoy pasando una crisis espiritual gracias Díos te bendiga!!!

    • Sebastián Crudo
      Publicado en 11:06h, 18 octubre Responder

      Me alegro que así sea. Todo lo que necesitamos está en Dios y su Palabra.

  • JOSE
    Publicado en 10:51h, 18 octubre Responder

    Es verdad, aveces hacemos los problemas y las dudas màs grande los que son,estar preocupado por algo esta bien, pero tener miedo, no, por que el miedno paraliza, la preocupaciòn ,te permite pensar, y hablar con el señor, que siempre nos va estar orientando y protegiendo

  • Laurita Souto
    Publicado en 11:34h, 18 octubre Responder

    muy buen mensaje a la hora de tomar decisiones! la lucha de la fe con la duda y el miedo k son 2 componentes k relajan la fe y la ahogan con la cruel realidad muchas veces

  • GUSTAVO
    Publicado en 19:17h, 18 octubre Responder

    “Por lo demás , hermanos , todo lo que es verdadero, todo lo honesto , todo lo justo , todo lo puro , todo lo amable , todo lo que es de buen nombre ; si hay virtud alguna , si algo digno de alabanza , en esto pensad.
    Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mi , esto haced ; y el Dios de paz estará con vosotros.”(FILIPENSES 4:8-9)

  • Alicia lopez
    Publicado en 00:18h, 31 octubre Responder

    Gracias son palabras que dan tranquilidad y fe, gracias

Postear un comentario